Cómo hacer dormir a un gato bebé

Cómo hacer dormir a un gato bebé

Un felino adulto puede dormir hasta 15 o 17 horas, repartidas en varias siestas. No obstante, un gato cachorro necesitará aún más horas para crecer correctamente.

Los gatos bebés, hasta los 4 o 5 meses, pueden llegar dormir hasta 20 horas diarias. A medida que van creciendo, este tiempo de descanso disminuye y se puede observar cómo dedican más tiempo a comer, experimentar, jugar y socializar.

Dormir no solamente ayuda a reponer energía, también fortalece el sistema inmunitario, ayuda a mejorar las capacidades mentales y a mantener sano el cuerpo. Por ello, nunca debes interrumpir el descanso de un gato pequeño.

Asegúrate que el entorno es confortable

Para dormir bien las horas necesarias, el gatito debe sentirse cómodo en su entorno. Si recientemente se ha separado de su madre y hermanos, debes entender que pueda sentirse asustado o triste y, que debido a ello, no esté descansando bien. Eso puede causar además conductas negativas y depresión.

Es importante que el ambiente en el que resida sea templado, que tenga una cama caliente si es muy pequeño, agua y comida a su alcance. También es necesario asegurarnos que ha hecho sus necesidades de forma regular.

Implanta una rutina y horarios fijos

Los gatos y muchos otros animales agradecen ciertas rutinas diarias, ya que les permite tener una organización del día a día. Por ello, te recomendamos planear un horario de comidas para tu gato. Eso sí, debes tener en cuenta que los gatos tienden a pedir alimento. Evita hacerlo a las 6:00 de la mañana antes de ir a trabajar o a la escuela, si no, tu gato empezará a despertarte los sábados y los domingos a esa misma hora.

Realiza un ejercicio de relajación cada noche

A continuación te mostraremos un ejercicio para ayudar a tu gato a relajarse de forma natural, eso sí, se requieren bastantes repeticiones para que el pequeño lo comprenda correctamente:

Crea un ambiente relajado, silencioso y positivo.
Hazte con una prenda de ropa, como una mantita, o un cojín cómodo y llama o acerca a tu gatito para que se tumbe encima. Es muy positivo que venga él mismo por iniciativa propia, nunca debes forzarle para que se quede allí.
Ofrécele una sesión de masajes suaves y relajantes. Si tiene ganas de jugar ignóralo unos segundos hasta que comprenda que no es un momento y vuelve a ofrecerle caricias.
Realiza una sesión de 5 minutos y al finalizar, retira el cojín o la manta elegida.

Puedes realizar este ejercicio una o dos veces al día. Poco a poco, empezarás a observar que, con solamente sacar la prenda elegida, el gatito vendrá rápido en busca de relajación y afecto.


Fuente original: https://www.expertoanimal.com/como-hacer-dormir-a-un-gato-bebe-23017.html

Rating: 3.5/5. From 1 vote.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *