Visita

Visita

Papi me ha enseñado que debo de tener calma y mucha tranquilidad a la hora de conocer a otros gatitos o animales diferentes. Sin embargo, durante un mes de convivencia, vivía bajo el mismo techo una gatita que fue recogida en la calle y que había sido abandonada. Los primeros contactos visuales con dicho animal solo consistían en bufar un poco, robarle un poco de comida, y hacer mis necesidades en su bandeja de arena, no me podía resistir, y papá me reñía continuamente.

El aspecto que presentaba la gatita era algo deteriorado: almohadillas peladas, síndrome respiratorio felino.. Tras alguna que otra visita al veterinario, papi me dijo que tendría que proporcionar un antibiótico para una pronta recuperación. Con el paso de los días, y en vista que mejoraba, papá me comentó que la gatita tenía anemia, VIF (Virus de la Inmunodeficiencia Felina) y un estreñimiento derivado de algún factor externo en el felino.

Desde mi rinconcito, observaba como todos los cuidados, se los llevaba la nueva visitante, pero yo sigo queriendo a mi papi. Finalmente, a los pocos días, papá decidió llevarme al veterinario y hacer unas comprobaciones rutinarias, yo estoy perfecto, aunque la veterinaria ha dicho que tenía que adelgazar.. La gatita ha mejorado mucho su aspecto desde entonces, y actualmente reside con otra familia en un nuevo hogar.

Papi tiene un amigo veterinario, Francisco Galváñ, y ha contactado con él para un informe completo acerca de lo ocurrido:

Cuál es tu opinión respecto al estado en el que llegó la gata?

La primera impresión, reflejo un aspecto y una condición corporal típica de animales que han vivo en unas condiciones precarias. por un lado, observamos el aspecto del pelaje, que muestra falta de acicalamiento, mala nutrición y exceso de suciedad, por la desproporción entre abdomen y resto del cuerpo, se puede intuir, alguna alteración abdominal y caquexia.

El presentar heridas en almohadillas, es un signo de no adaptación a terrenos abrasivos, o también puede ser reflejo de sufrir enfermedades sistemáticas. Al tratarse de un animal abandonado, con rinitis, alteración abdominal, y mala condición corporal, sugieren el padecimiento de enfermedades infectocontagiosas, principalmente síndrome respiratorio felino, y al no disponer de historia clínica, debemos tener siempre en cuenta inmunodeficiencia y leucemia felina.

La alteración abdominal, podría cuadrar con una retención de heces, y secundaria a muchos factores: mala alimentación, megacolon, parásitos..) o un cúmulo de secreciones corporales o crecimiento de masas, – virus de la peritonitis infecciosa felina y neoplasias, pero por la edad, son menos probables.

Cuál sería tu diagnóstico presuntivo como veterinario?

Por tanto, ante un caso de estas características, y en un primer acercamiento, debemos contemplar todos los diagnósticos diferenciales posibles. Serán según la evolución y los resultados de las pruebas, que iremos descartando de más, a menos probables.

Tras el reconocimiento físico por parte de un veterinario, se han realizando diferentes test, como el de la inmunodeficiencia y leucemia felina, dando positivo en inmunodeficiencia. Qué opinas sobre el diagnóstico, así como esta enfermedad?

Para diagnosticar esta enfermedad, así como el resto de enfermedades víricas, disponemos de múltiples pruebas laboratoriales, enfocadas a la detección de carga vírica en distintas muestras corporales, principalmente en sangre y saliva.

Para un primer descarte, disponemos de test rápidos, similares a los test de embarazo, y su mecanismo de acción es la detección de anticuerpos por el método ELISA. Se ha hecho un buen acercamiento inicial, confirmando la presencia de esta enfermedad.

Cuál es tu opinión al respecto?

El FIV, o el virus de la inmunodeficiencia felina, es una enfermedad exclusivamente de gatos, no puede ser transmitida a seres humanos, ni a otra clase de animales. Se trata de un virus lento, que afecta al sistema inmunológico durante largo período de tiempo. Una vez contagiado, se pueden dar tres escenarios posibles: primero, el gato infectado puede combatir la infección y conseguir ser totalmente inmune; segundo, puede convertirse en un portador que nunca enferma y tercero, en el peor de los casos, terminar con un sistema inmune comprometido pero que no presenta ningún síntoma, ni provoca ninguna pérdida en la calidad de vida del animal.

Cómo se transmite el FIV?

El FIV no se contagia fácilmente. No se puede transmitir a través de los areneros, comederos y bebederos, ni por acurrucarse juntos o jugar. La enfermedad sólo se transfiere a través de una mordedura que traspase la piel donde el virus, – presente en la saliva, es inoculado en el torrente sanguíneo. El virus del FIV es muy frágil y no vive por mucho tiempo una vez que se encuentra fuera del organismo. Por otra parte, la membrana mucosa forma una barrera bastante eficaz contra el virus, por lo que incluso si algunos virus entrasen en la boca del gato, es muy improbable que atraviesen la membrana mucosa. Se ha sugerido que para que el virus realmente infecte al gato cuando entra por la boca, se necesitaría una cantidad diez mil veces mayor de virus presente para que pudiera lograr una infección central.

Así, en una casa particular, es muy improbable que un gato castrado infecte a sus compañeros, siempre y cuando se introduzca al gato de la forma apropiada y no tenga una naturaleza particularmente agresiva.

Además, está estudiado y comprobado que los gatitos nacidos de una madre positiva FIV raramente son infectados con el virus. En el útero están protegidos por la placenta y, una vez han nacido, la membrana mucosa les previene de la transmisión, a pesar de que el virus está presente en la leche materna.

Es por todo esto, que no debemos desmoronarnos ante el diagnóstico, debemos analizar el estado sistémico del animal, controlar las enfermedades secundarias, y aportar los mejores cuidados a nuestro gato para poder valorar objetivamente su estado pasado un tiempo, y poder predecir un pronóstico.

La gata ha recibido determinado tratamiento antibiótico, mejorando mucho su aspecto, y con un cierto reducido abdomen, en el que se pueden deducir la efectividad de estos antibióticos.

Como hemos apuntado anteriormente, esta enfermedad conlleva la aparición de otras enfermedades y alteraciones secundarias. Es muy probable que haya mejorado gracias a los antibióticos, reduciendo así el abdomen que presentaba al principio. De todas formas, es propensa a algunas de las infecciones más frecuentes: bacterias secundarias, por eso presentaba rinitis con secreción nasal (infección en fosas nasales), y disbiosis intestinal con los consiguientes problemas y complicaciones. Por estos motivos, con el uso de antibióticos, pretendemos eliminar esas complicaciones, que son las que aportan malestar y debilidad al paciente. La mejoría en estos casos suele ser muy rápida, incluso antes de 24 horas ya notamos que nuestro gato vuelve a ser normal, y esto se explica al no ser la enfermedad, la causante primaria de estas afecciones.

Qué esperanza de vida puede estimar un gato con VIF positivo?

La esperanza de vida es muy subjetiva de predecir, debemos valorar la evolución y la estabilización de los síntomas que padezca en el momento en el que se diagnostica para poder predecir. Si nuestro gato no muestra alteraciones en varios meses, es probable que el curso de la enfermedad sea lento y apenas condicione la vida de nuestro querido amigo, si por el contrario recae al poco tiempo de iniciar el tratamiento, para controlar las alteraciones secundarias, debemos mentalizarnos, que el pronóstico será peor.

Lo más importante es proteger al gato y evitar su exposición a cualquier posible agente infeccioso que pudiera causarle una grave enfermedad o incluso la muerte, ya que se trata de un animal cuyo sistema inmunológico esta debilitado. No dejar salir al gato de casa es la única forma de evitar que la enfermedad se contagie a otros animales, que podrían llegar a ser mordiscos, y que cualquier bacteria, virus, germen o elemento patógeno comprometa la vida de su gato.

El uso de medicamentos antimicrobianos para controlar las infecciones de tipo fúngico o bacteriano, puede tener un éxito moderado y habrá de continuarse durante largos períodos de tiempo, pues de lo contrario se producirán nuevas infecciones y/o reinfecciones.

Con frecuencia serán necesarios cuidados de mantenimiento, como el suministro de fluidos intravenosos (hidratación), transfusiones sanguíneas y suplementos dietéticos de elevado contenido calórico.

Cuál es tu recomendación ante el dilema de convivir un gato positivo y uno negativo?

En referencia al planteamiento, recordar que la transmisión directa, de gato a gato, del VIF en criaderos y/o casas donde conviven varios gatos, es bastante improbable si los gatos no luchan entre sí. Muchos gatos VIF+ no son diagnosticados hasta después de convivir durante años con otros gatos. Cierto que, en teoría, cualquier gato que padezca una enfermedad infectocontagiosa debería aislarse del resto de la colonia felina, pero en realidad si no hay episodios violentos como pelas o luchas, el riesgo de que contraigan la enfermedad los gatos sanos parece ser muy bajo.

Por tanto, recomendaría la separación de los gatos, si son agresivos entre sí o juegan de forma muy violenta, llegando a morderse. Si no es el caso, recomendaría mantener un ambiente libre de estrés, sin alterar el grupo de gatos establecido sin mayores preocupaciones.

Finalmente, cual es la importancia de la cuarentena, y ante la adopción de un nuevo gato en casa.

Cuando se adopta y se lleva un gato nuevo a casa, y desconociendo su pasado y su historial veterinario, es imprescindible realizar una cuarentena.

El tiempo de cuarentena es muy relativo, depende de la enfermedad o las enfermedades que queramos descartar. Como regla general suele ser suficiente con someter en aislamiento y observación por un período de 21 días, ya que la mayoría de enfermedades infectocontagiosas, tienen un período de incubación menor.

La importancia radica, en evitar que se introduzca en las mascotas que viven en casa, enfermedades ajenas a ellos, y por otro lado poder valorar el estado de salud de nuestro nuevo amigo.

Rating: 1.9/5. From 2 votes.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *